sígueme en

¿qué música uso en mis videos?

Elegir la música para un video es un trabajo tanto o más largo muchas veces que la edición misma del video. Son horas que se utilizan buscando el track que se ajuste al ritmo y a la idea conceptual que tienes detrás de una producción, porque no solo es bajar cualquier “ritmo” y luego un pegoteo de imágenes sobre eso.

Igual debemos ser sinceros, hay momentos con algo de “suerte” en donde en breves minutos de búsqueda se cruza en nuestro camino todo lo que imaginamos a nivel musical y podemos avanzar en la edición mucho más rápido, pero eso ocurre muy pocas veces. Es por esto que una biblioteca musical amplia y de buena calidad se hace necesaria, así podemos cruzar tags o parámetros que nos permitan ir acotando la búsqueda para llegar a la musicalización perfecta.

Otra cosa son los efectos de sonido, tema totalmente aparte (pareciera que existe una tendencia al abuso de estos recursos durante el último tiempo) en donde también esas sutilezas crean en algunos (no todos) los videos un aporte considerable. Aunque sigo pensando, como en muchas creaciones que “menos es más”.

¿De dónde “saco” música?

YOUTUBE LIBRARY: Si buscas “salvar” algo para una producción sin mucha exigencia la biblioteca gratis de youtube es un buen aliado, aunque muy limitada y si realmente quieres algo más profesional la calidad de sus pistas en muchas ocasiones deja bastante que desear, pero es un buen recurso a mano para casos puntuales. Personalmente utilicé esta herramienta en algunos videos, le intenté sacar el jugo al máximo, pero rápidamente quedó corta, tracks que son utilizados por millones de personas en el mundo (lo que hace que te encuentres muchas veces con la misma música en miles de videos de la plataforma) lo que le hace perder fuerza, originalidad y profesionalismo a tu producción.

A pesar de sus limitaciones es una tremenda herramienta y aporte a los inicios de cualquier creador de contenido, de fácil acceso, de uso gratuito (con limitaciones de publicación diferentes para cada track) pero potente para iniciar, sin duda.

nota importante: si eres creador debes cumplir los requisitos de los tracks, que estén disponibles en forma gratuita no significa que te los regalan, hay condiciones de uso como poner los créditos u otras similares, respetemos el trabajo de los creadores que ponen a disposición su música con ciertas restricciones.

EPIDEMIC SOUND: quizás has escuchado de esta plataforma y es que es realmente buena. Actualmente es la que utilizo hace un par de años, tiene una opción gratuita (30 días) te dejo este link para que la pruebes, pero su esencia es la versión pagada. Anteriormente tenían muchos “planes” para suscribirse que tenían relación con la cantidad de suscriptores y visualizaciones que tenías en tus plataformas (en las que están habilitadas para utilizar, que son las más populares), ahora Epidemic Sound trabaja de otra forma, tiene 3 licencias: una personal, otra empresarial y una customizable, eso hizo de la plataforma algo mucho más simple y versátil para utilizar.

La mejor opción si eres creador es tener la licencia personal que cuesta USD15 mensualmente y te habilita para descargar en forma ilimitada los tracks que están en la plataforma y monetizar tus videos con esa música… IMPORTANTE y acá los invito siempre a respetar y leer las condiciones de toda plataforma que cede “derechos de uso”; debemos diferenciar la “propiedad” de los “derechos de uso”, en ningún lado venden la propiedad de esa música, que paguemos mensualmente y descarguemos no significa que la música es nuestra, sino que durante el período que estamos pagando los tracks que descarguemos podemos utilizarlos en las plataformas que el contrato de Epidemic Sound nos autorice, por lo mismo, creo que es absurdo descargar y descargar música que si luego dejas de pagar legalmente ya no puedes utilizarla en ningún lugar. Solo te ocupará espacio en tu computador o disco duro.

Si además trabajas con clientes la licencia empresarial es la mejor opción, así te entregan el derecho de uso de cada track con mucha más libertad, absolutamente libre para cualquier plataforma. Sustancialmente, la única diferencia acá son los derechos de uso que te entregan, porque la biblioteca y calidad de descarga (que es MUY buena) sigue siendo exactamente la misma que la licencia personal. Esta opción cuesta USD49 mensuales.

En resumen la música es clave, crear una atmósfera musicalizada es un enorme trabajo. La música no solo acompaña un video, sino que le da mayor contexto, fuerza e intensión a una producción. Opciones hay muchas actualmente en internet, pero creo que mi mayor recomendación es decantar por una en que el catálogo sea enorme (casi infinito) y que el motor de búsqueda que tengan sea muy potente. Poder filtrar por BPM, MOOD, GÉNERO o hacer match con tracks similares facilitan mucho poder encontrar lo más preciso a lo que necesitamos.

Déjame tu comentario