1 lugar imperdible en Punta Arenas – Chile

Debo ser sincero que he escuchado un sin fin de veces que “Punta Arenas es feo y aburrido”, y vaya qué comentario más distante de la realidad. ¿Hace frío? sí. ¿Hay mucho viento? sí.

Pero de verdad ¿acaso el viento, el frío, el calor, la lluvia no son hermosos regalos de la naturaleza? solo hay que estar preparado para disfrutarlo.

En esta ocasión los quiero invitar a conocer un lugar que me dejó totalmente maravillado. Y es que no solo es el lugar mismo, sino que es todo, el trayecto, el entorno absolutamente todo es una poesía visual. (acabo de inventar este término jaja).

En esta ocasión emprendí un viaje a la Isla Magdalena, una de las pinguineras más grandes del sur de Chile en donde habitan MILES, sí realmente son MILES de pingüinos magallánicos que de una u otra forma interactúan con el lente de la cámara dejando ver toda su hermosura.

El recorrido lo hice junto a los chicos de Denomades.com y estuvo simplemente excelente, buen servicio por parte de la tripulación a cargo de la navegación, un excelente guía que iba relatando lo que nuestros ojos veían (que no es poco, vimos delfines, merluzas australes, lobos marinos y muchos paisajes impresionantes).

La Isla Magdalena se encuentra a unos 45 minutos de la “costa” de Punta Arenas, zarpamos desde un lugar llamado Cabo Negro en un viaje muy tranquilo que nos permitió disfrutar la experiencia por completo, luego de 45 minutos visitando la Isla y caminando entremedio de pingüinos que paseaban por su casa, emprendimos un recorrido de 30 minutos que nos llevó a conocer la Isla Marta… jamás había visto tantos lobos marinos en el mismo lugar. El sonido de las gaviotas y de los lobos nos recordaba que estábamos en pleno Estrecho de Magallanes y que esos territorios les pertenecen.

Simplemente un tour y experiencia recomendada en Punta Arenas, vayan abrigados; con ropa para el viento y para el frío, además de bloqueador solar (haya o no sol visible). Les dejo mi video de este viaje, sigo alucinando con tan linda experiencia que jamás olvidaré.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *